top of page

El Impacto del Yoga

Actualizado: 29 may 2019

El mundo actual es abrumadoramente materialista, llevamos un estilo de vida demasiado complicado y nos estresamos sobre todo como resultado de nuestras propias acciones. Invadidos por la miseria y el dolor, nos hemos olvidado del arte de vivir con sencillez.


En medio de esta situación, la enseñanza y práctica del Yoga, se ha convertido en Occidente en una alternativa para aliviar el estrés, disminuir el sufrimiento y alcanzar un estado de bienestar.


Hoy en día la mayoría de las personas están al tanto de los beneficios físicos que genera la practica regular de los movimientos básicos de las “asanas” (posturas) – estiramientos, torsiones, flexiones e inversiones– que nos devuelven fuerza y resistencia al:



· Tonificar todo el cuerpo.

· Fortalecer los huesos y los músculos.

· Corregir la postura.

· Mejorar la respiración

· Aumentar la vitalidad.

· Desintoxicar y purgar las toxinas.






Sin embargo, aunque parezca que las asanas solo se ocupan del cuerpo, ejercen una influencia en el equilibrio químico del cerebro, que a su vez mejora el estado mental de las personas.


Más importante aún, es saber que el impacto del yoga no es sólo físico. Se trata de un proceso reflexivo en que al final se integran: el cuerpo, la mente, la inteligencia y la conciencia del “yo”. Éste proceso de integración se da en cuatro etapas:

  1. Arambhavasta: etapa en la que se práctica a nivel del cuerpo físico.

  2. Ghatavastha: etapa en que la mente aprende a moverse al unísono del cuerpo.

  3. Parichayavastha: se produce cuando la inteligencia y el cuerpo se convierten en uno.

  4. Nishpattyavastha: el estado de perfección. La consciencia espiritual fluye en el estudiante. Dukha, que es la miseria y el dolor, desaparece y se alcanza el arte de vivir en sencillez y paz.

Poder avanzar en el proceso espiritual a través del camino del yoga, requiere de nuestra parte total sinceridad y honestidad al momento de realizar nuestra práctica. Hacerlo así, nos brinda la oportunidad de transformar cada una de nuestras posturas (asanas) en un puente entre lo físico y lo mental.


Fue el maestro B.K.S Iyengar quien notó, que en general el alumnado de yoga es consciente de su cuerpo con respecto a la técnica y a la forma. Sin embargo, la mayoría no entiende el concepto de desarrollo de una consciencia interior y por tanto, oriento su enseñanza a enseñarle a sus estudiantes cómo despertar esa inteligencia interior. En nuestra próxima entrega, te contaremos más sobre él y su visión del yoga.


Que tu práctica de hoy y todos los días, sea un viaje a tu interior.

Namasté.


Photo by Marion Michele on Unsplash
115 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page